Otitis

Otitis

La Otitis es la infección aguda del oído que pueden padecerla bebés, niños o adultos. La enfermedad puede presentarse durante todo el año con eventuales picos estacionales en invierno o, por alergia al polen, durante la primavera. Por otra parte, la otitis también puede producirse por la entrada de agua al oído o excesivo rascado.

El tipo más común se denomina otitis media que la sufren bebés, niños y adultos. Es causada por la inflamación e infección del oído medio. La otitis es muy dolorosa.

Causas:

Esta infección a menudo es el resultado de otra enfermedad —resfriado, gripe o alergia— que causa congestión e hinchazón de los conductos nasales, la garganta y las trompas de Eustaquio.

La trompa de Eustaquio va desde la mitad de cada oído hasta la parte posterior de la garganta. La trompa drena líquido que se produce en el oído medio. Si esta trompa se bloquea, se acumula líquido, lo cual puede causar una infección.

Las infecciones del oído son comunes en los bebés y en los niños, debido a que sus trompas de Eustaquio se obstruyen fácilmente con líquidos o secreciones

  • Alergias
  • Resfriados e infecciones sinusales
  • Exceso de moco y de saliva producidos durante la dentición
  • Infección o agrandamiento de adenoides (tejido linfático en la parte superior de la garganta)
  • Humo del tabaco

Factores de riesgo:

  • Asistir a guarderías (especialmente centros que tienen más de 6 niños)
  • Cambios de altitud o de clima
  • Clima frío
  • Exposición al humo
  • Antecedentes de infecciones del oído
  • No ser amamantado
  • Infección reciente del oído
  • Enfermedad reciente de cualquier tipo (porque disminuye la resistencia del cuerpo a la infección)
  • Defecto congénito, como una deficiencia en la función de las trompas de Eustaquio

Síntomas

La aparición de signos y síntomas de infección de oído suele ser rápida.

En los bebés:

  • Irritabilidad y llanto inconsolable
  • Fiebre
  • Problemas para dormir
  • Dolor al succionar la mamadera, cuando el bebé esta acostado

En niños mayores y adultos:

  • Dolor de oídos
  • Sensación de malestar general
  • Congestión nasal
  • Tos
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Pérdida auditiva en el oído afectado
  • Drenaje de líquido proveniente del oído
  • Pérdida del apetito

Posibles complicaciones

En casos poco frecuentes, se puede desarrollar una infección más seria, como:

  • Desgarro del tímpano
  • Propagación de la infección a los tejidos cercanos, tales como infección de los huesos detrás del oído (mastoiditis) o infección de las membranas del cerebro (meningitis)
  • Otitis media crónica
  • Mastoiditis - enrojecimiento e hinchazón detrás del oído
  • Dolor de cabeza intenso, mareo, hinchazón alrededor del oído o movimientos involuntarios de los músculos de la cara

Otitis de pileta

Es una otitis externa, causada por bacterias u hongos.

El síntoma principal de la otitis externa es el dolor intenso de oído, en ocasiones precedido por picazón. La masticación resulta dolorosa.

Es posible que el oído externo se ponga rojo o se hinche y supure. La audición se ve afectada de manera temporal.

Prevención

Luego de la natación secarse con cuidado los oídos utilizando una toalla, e inclinar la cabeza hacia ambos lados para ayudar a que el agua drene de los oídos.

Nunca colocar objetos en los oídos, como por ejemplo palillos con punta de algodón.

Tratamiento profesional

El tratamiento de la otitis externa depende de la gravedad de la infección y del dolor y requiere la consulta médica.

La otitis externa por lo general se cura en unos 7 a 10 días a partir del comienzo del tratamiento.